¡Luchador incansable!

El profesor Ildemaro Asuaje fue un visionario, un soñador, semanalmente le dedicaba parte de su tiempo a publicar el SEMANARIO. Nacido en Barquisimeto, estado Lara, el 17 de noviembre de 1962, casado, padre de dos hijos, tenía como prioridad su familia, un hombre con un gran temple, amable, atento, trabajador, incansable, dispuesto a enseñar siempre… era un maestro a tiempo completo, profesor de matemáticas jubilado, dejó huellas indelebles en quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo y de disfrutar su experiencia, ingenio, creatividad y valentía. Su espíritu de lucha y la pasión con la que hacía todo lo que se proponía, lamentablemente, su vida se apagó.

Poseía un gran conocimiento en el manejo de las redes sociales, formó a muchos maestros para el uso apropiado de las mismas, conoció y se preocupó por estar en contacto con destacados líderes del sector educación, para darle una mejor conducción a la lucha del gremio. Propició la unión de las diferentes voces que hacían exigencias y denuncias justas en el país, interactuó con líderes de Caracas, Lara, Monagas, Carabobo, Mérida, entre otros, crear un movimiento nacional de líderes educadores fue parte de su sueño. Colaboró en la articulación de las protestas nacionales y sectoriales unificadas, fue pionero en el manejo de las redes sociales. Atendía con interés los reclamos de los educadores a través de la cuenta Contrato Colectivo.

Fue un educador profundamente preocupado por la decadencia del sistema educativo venezolano, a pesar de ser jubilado y trabajar en la empresa privada, nunca dejó de ser maestro, enseñar, sin dudas era su principal pasión, defendía el hecho de que los educadores debían ser críticos y presentar soluciones. Todos aquellos que conocieron o tuvieron contacto con el profesor Ildemaro Asuaje dan constancia de su empeño en el mejoramiento profesional, tenía como proyecto la publicación de un diario nacional dirigido a los docentes, donde se evidenciara el trato que desde el estado patrono se le daba al sector Educación, el descuido de las infraestructuras de los centros educativos, la ligereza con que se pretende introducir temas en las aulas de clase que no son pertinentes ni propios para ser impartidos por los educadores en la formación del futuro del país, la motivación que debe existir en los maestros para poder llegar a los estudiantes y así lograr una educación de calidad. Para la materialización de ese proyecto contó con el apoyo de una de las principales voceras más destacadas del país, la licenciada Gricelda Sánchez y la profesora Pierina Taborda, quienes unieron sus ideas, empeño y trabajo para lograr la publicación de un semanario que domingo a domingo visibiliza lo que está ocurriendo en el sistema educativo venezolano, se convirtió en la voz de los educadores, refleja y pone de manifiesto la tragedia que atraviesan los docentes venezolanos.

Ildemaro Asuaje lamentablemente, fue víctima, como muchos otros maestros y trabajadores de la decadencia hospitalaria, la desidia que afronta los ciudadanos Venezolanos. Hospitales sin insumos médicos, sin ambulancias. Los médicos, al igual que los educadores, subsidian el sistema de salud pública.

El trabajo que el profesor Ildemaro realizó, hoy tiene vigencia en todos aquellos que se preocupan por el bienestar del país y la educación, así como renacimiento de una Venezuela próspera, con una educación de calidad, el mismo se mantiene en cada educador que protesta, en los maestros que utiliza las redes sociales para expresarse, en los educadores que se mantienen firmes en las protestas.

«Si Ildemaro estuviera hoy aquí fuéramos el mejor equipo de reclamos contra las federaciones, al fin y al cabo tenía razón.
Dedicado a mi valioso amigo del cual aprendí lo más importante que es el valor de la amistad»

Prof. Angélica Flores

«Ildemaro fue un brillante profesional destacado en toda su carrera educativa. Fue un hombre que no tenía hora en su agenda para ayudar a quien lo necesitara. Nunca decía, no se puede, siempre decía «Vamos a darle». Prof. Sipcy Arocha.

«Cuando tenemos la dicha de toparnos en la vida con gente extraordinaria que sabe dejar huellas positivas en el camino, solo queda agradecer, por tanto, y por todo. Así lo hizo el Prof. Ildemaro Asuaje, dejó huellas indelebles en quienes tuvimos la oportunidad de conocerle.

Profe. Pierina Taborda

«Ildemaro fue un gran Líder del magisterio que le entregó muchísimo a la lucha, tenía un gran conocimiento de como participar en la lucha pacífica de las redes sociales, preparó a muchos docentes en la formación del uso de las redes sociales».

Profe. Gricelda Sánchez. Manifiesta «que fue un hombre íntegro con una gran capacidad de acción y de atención con los docentes».

 

Translate »