Un panorama desolador llamado educación

A manera de retrospección hoy podemos hablar de lo que acontece en la educación venezolana, huérfana y agonizante sin entes ni organismos público que aboguen por ella, con lo que se a conseguido la casi extinción de esta estructura que es base de toda Nación. El panorama cada vez se parece más al estado de los pueblitos abandonados por la desidia de sus habitantes, quienes prefirieron dar un paso atrás, dar la espalda a lo acontecido y abandonar el lugar que una vez fue su refugio de paz o de vida estable.

Bien se sabe que *sin educación no hay futuro*, o por lo menos futuro que abarque progreso y desarrollo, por ello es triste recorrer las instalaciones del Instituto Pedagógico de Caracas, la casa que forma los maestros del país envuelta en soledad y deterioro; la ruina pareciera haberse apropiada y hoy se enmarca en el espectro; el estado no le dará recursos pues ha sido uno de los principales artífices de está destrucción al no invertir en lo que realmente sostiene y brinda progreso en una sociedad como lo es la educación de sus ciudadanos. Ya no hay suficientes estudiantes que se formen para la carrera docente en sus diversas áreas, a tal punto que hay carreras que están técnicamente cerradas por no contar con estudiantes inscritos. En cuanto a la nómina de profesores, está trabajando a menos del cincuenta por ciento de su capacidad, por la escasez de docentes que puedan asumir esos cargos, ya que generación de relevo educacional, no hay.

Se ve como se juega año tras año al caos educativo, cuando se sigue denigrando y pisoteando al profesional de la docencia al quitarle sus derechos contractuales, dejarlo sin salario para vivir, obligándolo a buscar otras alternativas fuera de la profesión docente; no contar con seguros que prevengan su estado de salud o la de sus familiares, donde el estado de salud mental y emocional de los docentes se ve afectado al ser acosado por equipos directivos que se saltan todos los procedimientos administrativos contemplados en un reglamento caduco que no se adapta a la situación actual y que usan solo para atentar contra la integridad de los pocos docentes que quedan, pero que aún con grandes sacrificios siguen ejerciendo su labor educativa; supervisores que solo amedrentan y son cómplices de las malas acciones ejecutadas por esos equipos directivos que carecen de sentido de humanidad ante los docentes en ejercicio, sin contar con la incorporación de personal, nada preparado a nivel pedagógico. que está para entretener y ser cuidadores, pero que no cuentan con las herramientas académicas que puedan formar al futuro de nuestro país, infinidades de locuras más que tratan de plasmar en una llamada transformación curricular que no tiene ni pie ni cabeza, por lo desenfocado que es de la coherencia y fundamentación académica.

Dirigentes sindicales secuestrados y torturados, de los pocos valientes que aún se atreven a levantar su voz para salvaguardar y defender los derechos de un gremio huérfano, los cuales son una amenaza para el gobierno de turno por decir la verdad y defender los derechos de los educadores, pero que a pesar de todo siguen dando la batalla. Así muchos otros aspectos que ocurren en una situación donde el docente es el verdadero héroe a pesar de las circunstancias pues día tras día siguen luchando ante toda esta adversidad, siguen soportando con dolor pero no por eso deja de mantenerse en pie, con fe y con la esperanza de que pronto se conseguirá hacer justicia, pronto se logrará alcanzar la libertad tan anhelada que el pueblo venezolano clama a gritos con esfuerzo y trabajo constante en una sociedad que renace de la desesperanza ante la traición de tantos políticos de oficio que no valoran ni un poco al Glorioso Pueblo de Venezuela.

Ante todo el panorama anterior, la desolación y abandono de las ideas y la lucha pareciera el camino; no obstante, existe un gremio burlado pero no abatido, sofocado pero no rendido, dispuesto a seguir exigiendo inversión en educación, reformas curriculares y reivindicación salarial, está fusión de seguro llevaría al progreso de la nación.

Translate »